Costillas de cerdo caribeñas

WHAT'S SPECIAL

Eres libre de hacer esta receta, pero si no lo haces te estarás perdiendo uno de esos sabores que quedan marcados en tu paladar y sobre todo, en tus dedos

Si te gusta pringarte los dedos comiendo costillas y sentir como la carne se desprende del hueso con absoluta facilidad para regalarte sabores intensos absolutamente fascinantes, tienes que preparar estas costillas de cerdo caribeñas. En casa nos encantan a todos y es la mejor receta que puedo ofrecer a mi hijo y a mi sobrina Rebeca si quiero que ese día me coman a besos.

Para acompañar a este plato estelar, como dicen ellos, lo mejor es una refrescante ensalada de tiras de lechuga romana, maíz en grano, aceitunas verdes y pimiento amarillo con aderezo de mostaza, aceite de oliva, crema de nata, vinagre, sal y pimienta. Y para terminar, unas fresas con nata de postre. Una comida súper completa, rápida, muy sencilla y rematadamente deliciosa.

Personalmente, esta receta me gusta hacerla con costillas adobadas aunque la original es con costillas blancas. Los isleños, utilizan su conjunto de especias favoritas para adobarlas, como; la pimienta, la cebolla, el ajo molido, comino, orégano y piel de lima, naranja y limón seco. Pero todo es cuestión de que vayas probando y personalizar el sabor como más os guste a vosotros hasta dar con las costillas perfectas.

Para llenarte de éxito el tiempo aquí, es importante. Has de dejar que se evaporen los primeros jugos y permitir que el fondo de tu cazuela se pegue un poquito para luego desglasar con líquidos e intensificar así su sabor. Seguido, un burbujeo suave y constante para conseguir unas costillas pringosas que van hacer que te chupes los dedos de puro encanto.

Costillas de cerdo caribeñas

Costillas de cerdo caribeñas
Raciones 4
Tiempo de preparación 30 min
Marinar las costillas 2 h

Ingredientes

  • 600 g costillas adobadas partidas
  • 250 g patatas de ración cocidas
  • 2 cebolletas alargadas
  • 1 tomate
  • 4 cdas salsa de tomate
  • 3 rodajas de jengibre fresco
  • 2 rodajas de piña
  • 4 cdas salsa perrins
  • 5 granos de pimienta negra
  • 1 cda panela o azúcar integral
  • 1/4 vasito de ron añejo
  • 4 ramas de tomillo fresco
  • 2 tazas de agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Elaboración paso a paso

  • En un recipiente coloca las costillas, la cebolla y el tomate cortados, las rodajas de jengibre, el ron, los granos de pimienta, las salsa perrins, la salsa de tomate y dos ramitas de tomillo. Mezcla todo con las manos, cubre con papel film y deja reposar durante dos horas.
  • Calienta una fina base de aceite de oliva en un cazuela, añade la panela o el azúcar y deja que comience burbujear. Presta especial atención a este paso para evitar que el azúcar se queme.
    costillas de cerdo caribeñas
  • Vuelca todo el contenido del recipiente donde están las costillas y cocina a fuego medio durante 15 minutos revolviendo de vez en cuando. Cuando los líquidos hayan evaporado, las costillas comiencen a chisporrotear y el fondo comience a tostarse, vierte dos tazas de agua y desglasa.
  • Añade las patatas de ración cocidas, una rodaja de piña cortada en pequeños dados y las otras dos ramitas de tomillo. Mezcla para integrar, cubre con una tapadera, sube la intensidad del fuego y cocina durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. En los últimos minutos retira la tapadera y deja que los líquidos mermen y se conviertan en una pegajosa y deliciosa salsa.
    costillas de cerdo caribeñas
  • Presenta con dados de piña frescos y unos aros de cebolleta.
    costillas de cerdo caribeñas
Plato: Segundo plato
Cocina: cocina caribeña

¿Has probado esta receta de costillas de cerdo caribeñas?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close