Todo lo que debes saber para cocer marisco en casa

Cocer marisco en casa

Tener amigos gallegos es toda una suerte, pero si además se dedican diariamente a comprar el mejor pescado y marisco que llega al puerto de A Coruña para distribuirlo en las mejores condiciones a todos los rincones del país, entonces es tener ¡mucha suerte!.

Sí, si, has leído bien del puerto a casa, directo del mar y sin intermediarios, por lo que su precio es muchísimo más barato. Además, tienes la garantía de que es 100% fresco ya que cada mañana recibes un mensaje por WhatsApp con la pesca que ha llegado a puerto ese día. Seleccionas tu compra, contestas con lo que necesitas y en menos de 3 días tienes tu pedido en casa perfectamente limpio y preparado según tus indicaciones. (En rodajas, con espinas, al libro, entero).

Todos sus productos son salvajes y eso lo sabes en cuanto recibes tu encargo perfectamente embolsado en una caja térmica. La abres y de repente respiras un intenso olor a mar como si acabara de llegar de la lonja. Sus pescados están brillantes, sus ojos vivos y la calidad de su carne es sublime, mucho más sabrosa y con mucho más sabor. El marisco, es excepcional, tiene un gusto exquisito sea cual sea tu elección. Siendo la centolla, para mi gusto, la reina indiscutible del mar gallego junto a los percebes.

Si tú también quieres disfrutar de este servicio y recibir tu pedido semanal, solo debes escribir un WhatsApp al número 618-707-791 y enseguida se ponen en contacto contigo. Puedes confiar en su seriedad, en su calidad y en su garantía. En casa lo hacemos desde hace años, mis amigos también, y estamos encantados de disfrutar de un pescado y de un marisco excelente a un precio súper económico.

Y ahora que ya sabes donde comprar el mejor marisco fresco vamos aprender a cocerlo teniendo en cuenta estas tres reglas de oro:

  • El marisco vivo se cuece en agua fría.
  • El marisco muerto en agua hirviendo.
  • Todo el marisco debe retirarse del agua y dejar enfriar o reposar durante una hora para que cuajen bien las carnes y resulte más sabroso.

Centolla, buey o nécoras

Para cocer a estos crustáceos necesitamos agua, sal y laurel, aunque existe cierta controversia sobre la utilización de este último (laurel) a la hora de prepararlo. Personalmente abogo por su uso, la fragancia que aporta es sutil y maravillosamente perfecta. No predomina en ningún momento ya que solo acompaña para engrandecer aún más su sabor. También hay quien utiliza algas secas o simplemente suprime tanto un ingrediente como otro.

Otro dato que debes tener en cuenta es que el mismo agua tiene más de un uso, por lo que si tienes que cocer gran cantidad puedes hacerlo poco a poco utilizando el mismo agua.

Cocer un centollo, buey o un kilo de nécoras

El agua debe cubrir completamente el marisco
Calcula 50 gramos de sal gorda por litro de agua
3 hojas de laurel

  • Lo primero es recordar la regla de que si tu marisco está vivo se debe verter agua fría en una cazuela grande con sal y laurel. Es muy importante la temperatura de agua ya que si lo hicieras en agua hirviendo el animal se asustaría y sus patas se partirían permitiendo el paso del agua en su interior. Su despedida de este mundo debe ser suave y relajada.
  • El agua siempre debe cubrir el marisco e irse cociendo a medida que se va calentando el agua. Cuando rompe a hervir estará casi listo y es ahora cuando debes ajustarte a los siguientes tiempos.

Centollo o centolla

Una vez que comience a burbujear con fuerza mantén 5 minutos más al fuego. Observarás que su color ha ido cambiando a un rojo anaranjado.

Buey de mar

Con el buey el tiempo es el mismo, 5 minutos más una vez que el agua comience a brotar con fuerza. En este caso el cambio de color de su caparazón a modificado a tonalidades más intensas y opacas.

Nécoras

Aquí el tiempo disminuye a 2-3 minutos y su color se ha intensificado.

Langosta y bogavante

En este caso aunque el animal esté vivo se debe cocinar en agua hirviendo, atando su cola para evitar que al sumergirlo ésta comience a moverse con fuerza y nos pueda lastimar.

Con el bogavante hay que prestar especial atención a sus fuertes e imponentes pinzas, éstas deben estar también atadas para impedir que puedan engancharte y hacerte daño.

Cocer una langosta o un bogavante de 1 kilo

El agua debe cubrir completamente el marisco
Calcula 50 gramos de sal gorda por litro de agua
2 hojas de laurel
5 o 6 semillas de pimienta
ramitas de perejil

  • Introducir la langosta o bogavante en el agua hirviendo con la sal, el laurel, la pimienta y las ramitas de perejil. Cuando comience a burbujear con fuerza mantener durante 20 minutos más.
  • Es aconsejable dejar enfriar la langosta y el bogavante en su propia agua.

Gambas, langostino y carabineros

Cuando compramos este tipo de crustáceos normalmente ya están muertos, por lo que su cocción se hace en agua hirviendo.

Un detalle para reconocer que nuestro marisco está listo en caso de descuidarnos con el tiempo de cocción es su cambio de color y su cola, ya que ésta se enrosca cuando está en su punto perfecto. Tanto el langostino, como la gamba o el carabinero una vez cocido, se debe sumergir durante 5 segundos en agua helada para detener su cocción y mantener así su carne firme.

Cocer un kilo langostinos, gambas o carabineros 

El agua debe cubrir completamente el marisco
Calcula 40 gramos de sal gorda por litro de agua
2 hojas de laurel

  • Al introducir los langostinos, gambas o carabineros en el agua hirviendo ésta enfriará al momento, por lo que debes esperar a que el agua vuelva a tomar temperatura y empiece de nuevo a borbotear con fuerza para ajustar los tiempos de cada uno:

Carabinero

Cuando el agua comience a hervir mantén 5 minutos más, verás que su color se transforma a un rojo brillante muy intenso.

Langostino

El langostino necesita menos tiempo, una vez hierva deja 3 minutos más.

Gambas

En este caso el tiempo es más inferior todavía, tan solo un minuto más después de que el agua comience a hervir de nuevo.

Pércebes

El procedimiento es el mismo pero en este caso el tiempo de cocción es únicamente de un minuto.

Cocer un kilo de percebes 

El agua debe cubrir completamente el marisco
Calcula 60 gramos de sal gorda por litro de agua
2 hojas de laurel

  • Cuando el agua comience a hervir introduce los percebes, espera a que vuelva hervir el agua y mantén un minuto más.
  • Una vez retirados de la cazuela debes cubrirlos con un paño y servirlos calientes.

Puedes acompañar tus mariscos con una alguna salsa tipo rouille, tártara o mayonesa de remolacha, pincha aquí para descubrir las recetas.

¿Has probado algunas de estas formas para cocer marisco en casa?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
cialis haphttps://wwv.stag9000.shop/