El sabor del lujo en 50 sombras liberadas y los helados The Florida Proyect

Unir comida y cine es algo que me encanta. Siempre estoy pendiente cuando los actores entran en la cocina, abren su frigorífico y empiezan a trastear en ella. La semana pasada vi estas dos películas, absolutamente opuestas en todos los sentidos. Una me regaló el sabor del lujo y la otra el frescor de un buen helado. The Florida Projetc y Fifty Shades Freed, se estrenan mañana viernes 9 de febrero en los cines de toda España y tienes que verlas.

50 sombras liberadasestá basada en la novela de la autora británica E. L. Jameses  Es el tercer y último capítulo de la apasionante y romántica historia de amor entre Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan).

Una película cargada de erotismo, lujo y promesas cumplidas, donde Ana se convierte al fin en la Sra. Grey. Cuando cree disfrutar de una estabilidad cargada de belleza y felicidad, ésta se ve interrumpida por amenazas de su pasado, que podrían poner en peligro un gran final feliz incluso antes de que comience.

Esta trilogía con más de 100 millones de copias vendidas en todo el mundo, comparten el gusto por lo refinado y lo exquisito, gastronómicamente hablando.

En el primer libro ‘50 sombras de Grey‘, se hacen 17 referencias a la comida, ¡diecisiete!. Panqueques con sirope de arce y beicon, muffins de arándanos. Filete de limón y ajo, pasta alle vongole o un delicado y carnoso bacalao negro con espárragos, puré de patatas y salsa holandesa. Que por su puesto acompañan de un frío y selecto Sancerre –uno de los mejores vinos del mundo– 

En este último, el protagonista indiscutible es el bacalao negro pincelado por la cremosa y aterciopelada salsa holandesa.

Para preparar esta emulsión de origen francés, hay que exprimir el zumo de un limón y cortar en dados 200 gramos de mantequilla. Después batir las yemas de tres huevos junto a dos cucharadas de agua fría y colocarlo en un recipiente para cocinarlo al baño maria. Seguir batiendo e incorporar suavemente la mantequilla. Cuando esté fundida, dejar reposar unos segundos para termina con la suave caída del zumo de limón, un toque de pimienta y un toque de sal.

Toda una delicia creada para acompañar a unos al dente y sazonados espárragos verdes, un suave puré de patatas al toque de pimienta, que junto al exclusivo bacalao negro o”black cod”,  como también se le conoce a este pescado blanco que vive y nada en las profundas aguas del litoral de Alaska, cumple sobradamente con las expectativas de los paladares más exigentes, y ostenta, sin lugar a dudas, el título de una receta de película.

En el segundo capítulo de esta trilogía ‘Cincuenta sombras mas oscuras, tampoco pasa desapercibida la relación de sus protagonistas con la comida.

Ambos comparten escenas donde el elegante y guapo Christian, más que cocinar, destroza con el cuchillo un terso y crujiente pimiento verde, bajo la sorprendida mirada de Ana, que observa con una sonrisa inocente a la vez que provocadora.

Aquí, su autora también nos deleita con deliciosos platos: un salmón servido con berros, cilantro y crema agria, un risotto. Un sándwich de centeno con pastrami o una sopa de pescado cremosa, son solo algunas de las recetas que se pueden saborear solo con leerlas.

Para conocer por fin los sugerentes platos que encierra  ‘50 sombras liberadas‘, tendremos que esperar a mañana, aunque su autora ya destacaba en el libro con armoniosas y sugerentes palabras un cordero a la menta con ajo, romero y oréganosalmón ahumado, perdiz asada, patatas dauphinoise, ensalada de judías verdes, o una suave y dulce créme brûlée entre otras muchas maravillas.

Después del dinero y el lujo, regresamos a otra realidad con la película The Florida Project, donde Moonee (Brooklynn Kimberly Prince), una niña de 6 años vive con su madre Halley (Bria Vinaite), –una mujer extravagantemente tatuada-, en la habitación 323 de un encantador hotel cerca de Disney World llamado el Castillo Mágico.

Moonee, malcriada e ingeniosa, vaga libre y alegremente con sus amigos ideando bromas y travesuras sin hacer caso de las consecuencias. Willem Dafoe, que interpreta al director del hotel, que no para de perseguir las trastadas de este grupo de pequeños y deslenguados granujas.

The Florida Project retrata la vida de miles de personas que viven al día sin oportunidades, sin casa propia y sin posibilidades de salir adelante.

Esta película ha sido nominada al Globo de Oro y también al Oscar como mejor actor de reparto para Willem Dafoe, etiquetado por la profesión como un secundario de lujo. En esta ocasión toda la prensa coincide en confesar, que sin lugar a dudas este papel es el mejor trabajo de su carrera.

En The Florida Project encontramos; gofres, pizzas ‘sin pepperoni’ porque cuestan más dinero, hamburguesas, ositos de goma, panes de una camioneta de una organización benéfica de la iglesia, y cremosos helados de vainilla y chocolate son algunos de los sabores que degustan estos pequeños y adorables personajes.

El helado aparece constantemente en la película y es compartido sin ningún escrúpulo entre ellos, se lo pasan hábilmente unos a otros, no sin antes darle un buen lenguetazo. Uno de los niños en una entrevista concedida a Variety, respondiendo a una pregunta sobre la escena en que piden dinero a un extraño para comprar un helado, responde: -…¡comimos 45 conos!, aunque en realidad no contenían azúcar….¡vaya!-

Una película de Diamond films, dirigida por Sean Baker que transmite muy cuidadosamente las verdades de sus personajes, y logra hacerte comprender, sin juicios, la realidad de sus vidas.

¿Has probado alguna vez el sabor del lujo en los platos de la Srta. Still?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close