Guisantes con chalotas y un toquecito de fresas

WHAT'S SPECIAL

Cada estación del año nos regala excelentes ingredientes con los que probar e innovar sabores nuevos.

La primera vez que publiqué esta receta de guisantes con chalotas recibí un montón de mensajes. La mayoría, me decíais que por fin, los guisantes os habían quedado verdes, lisos y tiernos, en vez de arrugados y mustios.  Por lo que nuevamente la rescato para recordarte los pasos que has de hacer para conseguirlo.

Estas pequeñas perlas verdes siempre tienden a ser cocinadas por más tiempo del que necesitan, de ahí, que pierdan su bonito color y su crujiente textura. El guisante solo necesita 3 o 4 minutos para acariciar el agua y bailar en ella. Después, hay que sumergirlos rápidamente en agua helada para detener la cocción. Una vez los tengas listos, solo tienes que darle un último golpe de calor con otros ingredientes como el jamón, el huevo e incluso salmón, con el que por cierto, se lleva fenomenal.

Las propiedades de esta legumbre, son tan beneficiosas que deberíamos consumirla, al menos, una vez por semana. Nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea, y cuida la salud de nuestro corazón. Son ricos en calcio, magnesio y vitamina C. Además mantiene controlados los niveles de glucosa en sangre, y son imprescindibles para la reeducación de intestinos perezosos gracias a su alto contenido en fibra. ¡toda una joya de nuestra madre tierra!

Guisantes con chalotas y un toquecito de fresas

Guisantes
Raciones 4 personas
Tiempo de preparación 40 min

Ingredientes

  • 1/2 kg guisantes
  • 5 chalotas
  • 5 dientes ajo
  • 1 cebolla roja
  • 1 cebolleta
  • 1 chile opcional
  • hojas de menta
  • 5 fresas
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Elaboración paso a paso

  • En primer lugar abre la vaina y extrae los guisantes. Pon bajo el grifo las vainas y lávalas bien, ya que con ellas vamos a elaborar un delicioso caldo para cocinar los guisantes.
  • Incorpora las vainas en una cazuela con agua y ¼ de cucharadita de sal. Deja cocer a fuego medio alto durante 12-14 minutos.
  • Retira las vainas, vuelca los guisantes y depende del tamaño ponlos a cocer a fuego medio alto de 3 a 5 minutos máximo. -Han de estar en todo momento bailando dentro del agua- Después escurre y sumérgelos en agua helado durante 15 segundo para detener la cocción. Reserva.
  • Calienta tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén y rehoga las chalotas, la cebolla roja, los ajos y el chile, si deseas aportar un punto picante.
  • Cuando estén brillantes y comiencen a desprender un rico aroma, vuelca los guisantes, salpimienta al gusto y mantén a fuego medio durante 3 minutos más para que todos los sabores se fusionen.
    Si te gustan más jugosos o con algo de caldo puedes añadir agua de la cocción.
  • Presenta con unos pequeños aros de cebolleta, unas hojitas de menta, y unos refrescantes dados de fresa.
Plato: cenas, Primer plato

¿Has probado esta receta de guisantes con chalotas y un toquecito de fresas?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
cialis haphttps://wwv.stag9000.shop/