Pechugas de pollo con tomate cremoso

WHAT'S SPECIAL

Su salsa de tomate extra cremosa con un sutil toque picante.

La mitad de la carne que consumimos en casa es de pollo: bien en forma de pechugas, contramuslos, filetes, alitas, cuartos traseros, también el ave entero, eso sí, horneado cada vez de distinta manera para que cada día sea una fiesta y por supuesto, sus patas. Con ellas, junto a otros huesos de vaca, cerdo o pavo, preparo deliciosos caldos en invierno rebosantes de colágeno. Pechugas de pollo con tomate cremoso

Pero si hay una parte de este ave que a mi hijo le encanta son, ¡las pechugas!. Sobre todo si las preparo con esta salsa de tomate cremoso con los fantásticos tomates secados al sol. No me negarás que el nombre que reciben estos pequeños y sabrosos tomates no es ya de por sí una delicia. Si nunca los has probado, hoy te invito hacerlo. Una vez los pruebes van a ser una parte importante en muchas de tus recetas.

Los tomates secados al sol los puedes elaborar tu misma siguiendo las indicaciones que nos hace María en su blog, o puedes comprarlos envasados en frascos de cristal. Los tienes secos en aceite de oliva o simplemente secos. Tanto uno como otro, los puedes incluir en infinidad de platos y siempre van a sumar sabor y personalidad a la receta. Sus delicados aromas y la profundidad que te deja en boca cuando los pruebas, lo convierte en un ingrediente muy, muy especial. Familiarízate con ellos preparando estas sabrosas y jugosas pechugas de pollo con tomate cremoso.

Pechugas de pollo con tomate cremoso

Pechugas de pollo con tomate
Raciones 4
Tiempo de preparación 25 min
Tiempo total 25 min

Ingredientes

  • 3 pechugas de pollo sin piel
  • 250 gramos tomate frito casero
  • 1 cda pasta de tomate
  • 12 tomates secados al sol
  • 3 dientes ajo
  • 1 cayena
  • 2 cda crema de nata
  • perejil fresco
  • lascas queso parmesano
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Cubre una sartén con una fina capa de aceite de oliva. Sazona las pechugas de pollo y márcalas a fuego alto durante un par de minutos por cada lado. Retira a un plato.
  • Baja la intensidad del fuego y en la misma sartén fríe los ajos laminados junto a la cayena. Cuando comiencen a dorar añade la pasta de tomate juntos a los tomates secados al sol y remueve durante 30 segundos. Vierte el tomate frito y cuando comience a burbujear suavemente incorpora la crema de nata. Mezcla para integrar y rectifica la sazón.
  • Transfiere de nuevo las pechugas a la sartén y cocina durante 12-14 minutos más a fuego medio.
  • Presenta con una lascas de parmesano y una generosa lluvia de perejil fresco
Plato: cenas, Plato principal, Segundo plato

¿Has probado esta receta de pechugas de pollo con tomate cremoso?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close