¡Aceite de jengibre! Descubre toda su magia

WHAT'S SPECIAL

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

No hay sabor en el mundo como el del jengibre. Fácilmente identificable, es una raíz muy sabrosa, fresca y picante con notas cítricas y terrosas. Se puede consumir con casi todo; rallado sobre sopas o ensaladas, picadito en sofritos, estofados y guisos, o puedes convertirlo en una aromático aceite de jengibre.

Lo primero que has de saber, es que cada vez que añades a tus recetas unas gotas de este delicioso e intenso aceite de jengibre vas a conseguir que tus platos destaquen por encima de otros, que no lo lleven. La fragancia y la frescura que en ellos permanece te van a permitir no solo saborear con mayor placer cada bocado, sino que además, vas a poder seguir disfrutando de sus maravillosos beneficios para la salud.

Todos sabemos que el jengibre es una raíz milenaria con potentes propiedades medicinales entre las que destacan su poder antiinflamatorio, antibacteriano y antiviral. Siendo además recomendado su consumo como uno de los más apropiados para mitigar los efectos de la alergia.

El uso y las amplias posibilidades que ofrece el aceite de jengibre en la cocina van desde preparar un pescado a la plancha, hasta aderezar cualquier tipo de ensaladas. También puedes aportar un sabor extra a unas sencillas patatas asadas, unas crujientes verduras al vapor, ceviches, tostadas e incluso tartares. Y por qué no, agregar un toque más que exclusivo a tus cremas y legumbres.

Hacerlo es muy sencillo, y bien conservado en lugar oscuro y fresco puede durarte meses. Además, puedes hacer más cantidad y regalar algunas botellitas bien presentadas a tus amigos o familiares en estos días de Navidad . Es un producto delicatessen fascinante para todo buen amante que sepa apreciar los beneficios y el sabor de esta raíz milenaria.

¡Aceite de jengibre!, descubre toda su magia

Aceite de jengibre
Tiempo de preparación 2 min
Tiempo de cocción 1 h 30 min
Tiempo total 1 h 32 min

Ingredientes

  • 1 raíz jengibre fresco
  • 300 ml aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  • Lava y seca muy bien el jengibre. Sin pelarlo córtalo en rodajas medianamente finas.
  • En una cazuela agrega el jengibre, vierte el aceite y ponlo a calentar hasta que comience a burbujear. Una vez observes las primeras burbujas baja la intensidad del fuego al mínimo dejando que infusione lentamente alrededor de una hora y media.
  • Deja enfriar y pasa el resultado por un colador.
  • Transfiere el aceite a una botella de cristal previamente esterilizada…
  • … y deja pasar 48 horas antes de su uso, para disfrutar e intensificar aún más todo su aroma.
Plato: Aderezos

¿Has probado esta receta de aceite de jengibre?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close