Albóndigas a la florentina con salsa mornay

WHAT'S SPECIAL

Hablar del término ‘a la florentina’ es hablar de espinacas, bien sea en hojas cocinadas con mantequilla o preparadas en crema

Albóndigas a la florentina con salsa mornay

Cuando estés en un restaurante y leas en su carta las palabras ‘a la florentina’ has de saber que ese plato tendrá, indiscutiblemente, esta vitamínica y verde verdura entre otros ingredientes como la carne, el pescado, los huevos y por supuesto, el ¡queso!.

Los grandes amantes del apodo ‘florentino’ dicen que siempre ha de ir acompañado de la suave y cremosa salsa mornay. Que no es mas, que una delicada bechamel enriquecida con huevo y queso que resulta toda una delicia.  Seguro que alguna vez has oído hablar de los huevos a la florentina, una variación de los clásicos huevos benedictine. O del pescado a la florentina un plato cocinado lentamente con cebolla y mantequilla, presentado sobre una intensa cama de espinacas recubierta de esta aterciopelada salsa.

Pues bien, ahora que ya conoces algo más del termino À la florentine voy a presentarte mi versión de albóndigas a la florentina. Un bocado diferente donde confluyen jugosos ingredientes para ofrecerte un sabor original, variado e increíblemente bueno.

Albóndigas a la florentina con salsa mornay

Albóndigas a la florentina
Raciones 4
Tiempo de preparación 20 min
Precalentar el horno a 180º y hornear 15 min

Ingredientes

  • 250 g pavo picado
  • 1 manojo de espinacas frescas
  • 1 cebolla blanca
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • ½ taza pan rallado
  • ½ taza queso parmesano rallado
  • ½ taza queso ricotta
  • 3 cdas aceite de oliva
  • pizca nuez moscada
  • sal
  • pimienta
  • perejil fresco

Para la salsa mornay

  • 200 ml leche
  • 1 cda aceite de oliva
  • 1 cda mantequilla
  • 2 cdas harina de maíz
  • 1 cda harina de trigo
  • 1 yema de huevo
  • 3 cdas de nata
  • 30 g queso parmesano o cheddar
  • sal
  • pimienta
  • pizca nuez moscada

Elaboración paso a paso

  • Calienta el aceite de oliva en una sartén y carameliza suavemente la cebolla y el ajo. Deja enfriar.
  • En un recipiente pon la carne picada de pavo junto a la cebolla y el ajo caramelizados, las espinacas troceadas, el pan rallado, el queso parmesano, el queso ricotta, el huevo, la pizca de nuez moscada, sal, pimienta al gusto y mezcla muy bien con las manos limpias. Deja reposar 10 minutos en el frigorífico.
  • Si quieres que todas las albóndigas te salgan iguales utiliza un dispensador de helado para coger siempre la misma cantidad. Dale forma con las manos hasta conseguir una bola redonda y perfecta.
    Dispónlas en una fuente cubierta con papel vegetal y hornea a 180º durante 10-15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.
  • Mientras se hornean tus albóndigas prepara la sala mornay. En una sartén derrite la mantequilla con el aceite, añade las dos harinas y tuéstalas suavemente. Calienta la leche en el microondas e incorpora suavemente a la sartén removiendo constantemente hasta que espese. Sazona al gusto de sal, pimienta y nuez moscada.
  • En un bol bate la nata, el queso, la yema de huevo e incorpora poco a poco a la bechamel removiendo constantemente.
  • Cuando obtengas una textura ligeramente espesa como se aprecia en la imagen, estará lista.
  • Presenta tus albóndigas florentinas con la suave y cremosa salsa mornay.
Plato: cenas, Segundo plato
Cocina: Cocina italiana

¿Has probado esta receta de Albóndigas a la florentina con salsa mornay?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
PIDE TAKE AWAY