El código secreto para un pollo súper crujiente

WHAT'S SPECIAL

Vamos hacer que este pollo súper crujiente sea mucho más saludable cocinándolo al horno.

Seguro que alguna vez se te ha antojado comer el pollo súper crujiente, ¿verdad?. Es verlo y enseguida las papilas gustativas se ponen a funcionar imaginando que habrá y a qué sabrá la carne que encierra ese chasqueante dorado. Y también es seguro, que más de una vez te ha defraudado, bien porque el aceite se ha impregnado en exceso, o bien,  porque la carne está seca y sin sabor, ¡una pena!

Pues para que nada de esto suceda hoy, te voy a facilitar un código secreto para que cuando lo prepares en casa disfrutes al cien por cien de una carne sabrosa y muy jugosa abrazada hasta el extremo por un perfecto y crujiente rebozado.

Lo primero que has de hacer, es sumergir la carne de pollo durante 1 o 2 horas en suero de leche, que no es otra cosa que batir leche con zumo de limón. ¿El secreto de hacer esto? que el suero actúa de ablandador haciendo que la carne quede mucho más jugosa y tierna.

Lo segundo, impregnar la carne en una mezcla de huevo, mostaza, jengibre, mayonesa y harina. Aquí puedes personalizar el sabor a tu gusto poniendo pimentón, ajo u otras especias que te apetezcan y den sabor. Y por último, la mezcla de pan rallado con cereales de maíz que harán de barrera para encerrar los sabores y aportar ese chasqueante toque crujiente que a todos nos fascina.

El código secreto para un pollo súper crujiente

Pollo súper crujiente
Raciones 4 personas
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 12 min
Refrigerar el cuscús y marinar el pollo 12 h

Ingredientes

  • 4 filetes pollo
  • 1 taza leche
  • 1/2 zumo limón
  • pan rallado
  • cereales de maíz
  • 2 huevos
  • 1 cda harina
  • 1 cda mostaza en grano
  • 1/2 cda jengibre rallado
  • 1/4 cda sal de ajo
  • 1 cda mayonesa
  • sal
  • pimienta

Para el cuscús:

  • 300 g cuscús
  • 1 rodaja piña
  • 3 tomates rojos
  • 1/2 pepino
  • 1 pimiento rojo italiano
  • 1 diente ajo
  • sal
  • pimienta
  • 1/2 lima
  • 3 cdas aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  • La noche anterior prepara el cuscús.
    Con ayuda de un picador, primero tritura muy menudito los tomates y transfiérelos a un bol. Después tritura los pimientos con el ajo. La lima pelada con el pepino y vuelca también al bol. Añade el cuscús, la piña troceada en pequeños dados, 4 cucharadas de aceite de oliva, salpimienta al gusto y mezcla hasta que sientas que cada grano está impregnado. Cubre con papel film y refrigera 12 horas para que el grano se hidrate.
  • Para preparar las pechugas comienza por batir la leche con el zumo del limón para crear un suero. Sumerge el pollo durante 1 o 2 horas.
  • Bate los huevos con la harina, la mostaza, el jengibre, la sal de ajo, la mayonesa y salpimienta al gusto.
  • En un plato pon los cereales triturados con la mano junto al pan rallado. Coge las pechugas soltando el exceso de leche y empápalas primero por la mezcla del huevo batido y después generosamente por el pan rallado.
  • Utiliza una rejilla de horno para distribuir las pechugas y promover así el crujido por todos los lados. Si no tienes rejilla, pincela la bandeja del horno con aceite de oliva y colócalas igualmente. Hornea a 180º durante 12-15  minutos, dependiendo del tamaño. Quedarán crujientes, jugosas por dentro y sin nada de aceite.
  • Aprovechando el calor del horno introduce el bol con el cuscús para templarlo.
    Presenta el pollo súper crujiente sobre una cama de cuscús y disfrútalo!!!
Plato: Segundo plato

¿Has probado esta receta de pollo súper crujiente?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close