Solomillo con romero y ajo

WHAT'S SPECIAL

El equilibrio de aromas en esta receta la hace absolutamente perfecta para aquellos que amamos la carne.

Solomillo con romero y ajo

Todos los que amamos la carne sabemos que cuando añadimos algún ingrediente extra podemos hacer maravillas con su sabor. Ya sean salsas o guarniciones, debemos tener presente el equilibrio y los aromas de lo que vamos a poner para que no le robe ni un ápice de protagonismo.

En mi familia, si alguien entiende de carne desde que era un niño, es mi sobrino Alejandro. Desde bien pequeño cada vez que íbamos a un restaurante, lo tenía claro, él siempre se pedía solomillo o entrecot. Por supuesto, lo tomaba poco hecho porque como él decía: –tía, es que me gusta el sabor de la carne-.

Ahora ya tiene veinte maravillosos años y cuando alguno de los primos o tíos se pide la carne muy hecha, nos miramos y nos decimos en silencio: ‘… así, no…no, no, no, no…¡  Pero, cada uno tenemos una forma distinta de entender y saborear la comida y todo está bien si nos hace disfrutar y ser felices.

Entrecot al romero

Solomillo
Raciones 2
Tiempo de preparación 5 min

Ingredientes

  • 2 entrecot de ternera
  • 5 dientes ajo
  • 2 ramitas romero
  • 2 solomillos
  • 2 cdas aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta

Elaboración paso a paso

  • En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva fríe los ajos aplastados y pelados junto a las ramitas de romero, de esta manera perfumas toda la sartén y la carne obtendrá un delicado aroma a romero y ajo.
  • Pasa suavemente un paño limpio a la carne para eliminar los posibles jugos que haya podido soltar al manipularla. Añade pimienta y una chispa de sal. Recuerda que la carne debe estar a temperatura ambiente.
  • Con la sartén humeante pero vigilando que no se te quemen los ajos añade la carne y manténla al fuego sin tocarla durante un minuto, después voltea y cocina por otros 60 segundos.
  • Deja reposar sobre una tabla un par de minutos más para que las fibras de la carne reabsorban los jugos y después corta en tiras para saborear la profundidad de un solomillo con aroma de romero y ajo.

Notas

Dependiendo de como te guste la carne tener a mano estas referencias te pueden ayudar.
  • Poco hecho o bleu: Al presionar es muy elástica. Su exterior está completamente sellado con un interior completamente crudo que en algunas ocasiones no llega a calentarse. (temperatura termómetro entre 45º y 47º)
  • Al punto medio: Al presionar la carne ésta se hunde fácilmente. Su exterior tiene una ligera costra dorada y al cortarla, ésta desprende todos sus jugos. Su interior es ligeramente rosado a excepción de un pequeño hilo que perfila todo el grosor. (temperatura termómetro entre 50º y 52º)
  • Al punto: Al presionar se siente firme y elástica. Su costra dorada exterior es mucho más uniforme y al cortar la carne es menos rosada aunque sigue conservando gran parte de sus jugos. (temperatura termómetro 60º)
  • Muy hecha: Al presionar se siente firme y la carne no cede. Su exterior es prácticamente marrón y al cortarla se ve color café claro, ha perdido gran parte de sus jugos y por lo tanto gran parte de su sabor. (temperatura termómetro entre 70º y 85º)
Plato: Segundo plato

¿Has probado esta receta de solomillo con romero y ajo?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Join the Conversation

  1. Das gilt auch für die Neuausstellung von Diplomen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
cialis haphttps://wwv.stag9000.shop/