Crema fría de garbanzos

WHAT'S SPECIAL

Quién me iba a decir que una crema fría de garbanzos iba a estar tan exageradamente buena

No puedo describir su sabor, pero sí puedo decir que cada uno de los ingredientes que lo forman tiene un protagonismo brutal. Desde el jengibre, a la hierbabuena, pasando por el cebollino, el ajo, o el pimentón. Incluso el sutil y agradable sabor a nuez de la leche de almendras que aparece cuando menos te lo esperas, refuerza el placer que produce tomar esta original y refrescante crema fría de garbanzos.

No tenemos que olvidar que la legumbre no solo es un alimento de invierno, debemos consumirla tal y como recomienda la OMS, al menos un par de veces a la semana, independientemente de la estación del año. Su alto contenido en proteínas de buena calidad, incluso por encima del de la carne, su generosidad en fibra y vitaminas, hace que sea un producto a tener en cuenta en distintas etapas de la vida.

Cuando pruebes la receta de hoy seguro que ya no tendrás duda en dar a la legumbre el lugar que le corresponde también en los días más calurosos. Pero no olvides que para combatir las altas temperaturas tiene otros refrescantes platos como el gazpacho en todas sus versiones, las ensaladas de pasta, de arroz, camperas, y por supuesto, otras sopas frías como la de berenjena, que ya te presenté hace unos días.

Crema fría de garbanzos

Crema fría de garbanzos
Raciones 4
Tiempo de preparación 20 min
Precalentar el horno a 180º y hornear 10 min

Ingredientes

  • 200 g garbanzos cocidos
  • 1 taza de leche de almendras
  • 1 diente de ajo
  • ½ cebolletas
  • ¼ pimiento rojo morrón
  • 7 tomates cherry
  • 1 pepino pequeño
  • 1 rodaja de jengibre cortada finamente
  • 5 hojas de hierbabuena
  • 1 cayena
  • cebollino fresco para decorar
  • 4 rebanadas de pan de molde para decorar
  • aceite de oliva
  • 1 limón
  • sal

Para cocer los garbanzos

  • 200 g garbanzos pedrosillano
  • 10 semillas de cilantro o en su defecto un puñado de hojas frescas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 rodaja de limón gruesa
  • ½ cebolla
  • 2 cdas aceite de oliva
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Pon a remojo la noche anterior los garbanzos para que comiencen a hidratarse. A la mañana siguiente retira el agua y ponlos a hervir en abundante agua limpia y caliente con la hoja de laurel, la cebolla, las semillas de cilantro, la rodaja de limón, la sal y el aceite. Ve retirando la espuma que va soltando hasta que empiece a clarear, y seguido cierra con la tapadera.
    Cuando suban las anillas de tu olla rápida baja la intensidad del fuego, cocina 7 minutos y después retira de la fuente de calor. Escurre, reserva solo los garbanzos y 1 taza de caldo. Deja enfriar.
  • En un vaso batidor grande o en el procesador de alimentos que tengas coloca los garbanzos ya fríos, la leche de almendra, el ajo, la cebolleta, el pimiento rojo limpio de nervios y semillas, los cherry, el pepino, el jengibre, la hierbabuena, la cayena, la sal y el zumo de medio limón. Tritura hasta obtener una mezcla homogénea.
    En los últimos segundos incorpora poco a poco un generoso cordón de aceite de oliva. Prueba y rectifica al gusto.
    Crema fría de garbanzos
  • Para una mejor textura pasa el resultado por un colador, si te ha quedado muy espesa aligera con una tacita de caldo de haber cocido los garbanzos o si prefieres un poquito más de leche de almendras.
  • Introduce la crema en el frigorífico para que esté fresquita o calienta suavemente para tomarla templada.
    Crema fría de garbanzos
  • Para decorar tu crema con aros de pan, aplasta con un rodillo las rebanadas, recorta los bordes y haz tiras de 2 a 3 centímetros aproximadamente.
  • Con una tira de papel sulfurizado abraza un aro cortador.
  • Humedece un pincel en agua, moja el pan y adhiérelo al aro. Coge una nueva tira y móntala donde termino la anterior hasta completar el aro. Presiona las uniones y si es necesario humedece un poco más con agua para que pegue con más firmeza. Puedes hacer distintos tamaños y grosores. Hornea a 180º durante 10 minutos o hasta que estén dorados.
    Si no tienes aros puedes usar la parte de atrás de un molde de magdalenas.
    Crema fría de garbanzos
  • Presenta en frío o caliente esta sabrosa crema de garbanzos con cebollino recién cortado y un aro crujiente de pan.
    Crema fría de garbanzos
Plato: Primer plato
Cocina: Cocina española
Keyword: Recetas que refrescan

¿Has probado esta receta de crema fría de garbanzos?

¿Quieres que te la prepare y te la enviemos a tu casa? Si vives en Madrid, contacta conmigo a través de info@gastroamantes.com y te doy todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta




Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
PIDE TAKE AWAY