Protégete del sol y acelera tu bronceado comiendo sano

En breve llegarán las altas temperaturas y al igual que cuando tuestas un croissant y éste está mucho más rico doradito que quemado. Con tu piel, sucede exactamente lo mismo, estás mucho más guapa con un suave y dorado bronceado que con un cuerpo negro y ‘achicharrado’ por el sol.

Además, lucir un moreno saludable y disfrutar como una diosa del astro rey, es más fácil de lo que crees si sigues estas cuatro recomendaciones:

1. Exfolia

Comienza con un peeling corporal para que tu piel pueda absorber bien los protectores solares.

Pon en un recipiente 4 cucharadas de aceite de coco y 2 cucharadas de azúcar. Aplica por todo el cuerpo mediante masajes circulares y aclara con agua tibia. Verás que suave y tersa queda tu piel.

2. Hidrata

Como necesitarás un extra de hidratación después de los baños de sol, añade a tus hidratantes faciales y corporales unas gotas de aceite de oliva, podrás comprobar en pocos días la elasticidad que proporciona a toda tu piel.

3. Nutre tu cabello

Prepara una mascarilla elaborada con aceite de oliva y yema de huevo para humectar tu pelo de forma natural y acondicionar las puntas secas. Lucirás un cabello sano y obtendrás un brillo especial que te hará ser la envidia de toda la playa.

4. Acelera y prolonga tu bronceado

Una forma natural de acelerarlo y prolongarlo es comiendo alimentos que contengan antioxidantes y aumenten la producción de melanina:

Vegetales y frutas de color naranja y rojo como la zanahoria, papaya, naranja, tomate, remolacha, fresas o calabaza, son solo algunos de los productos que puedes seleccionar a la hora de organizar tu compra. Todos ellos son ricos en betacaroteno  y al consumirlos se transforman en la todopoderosa y amiga del sol, vitamina A.

El aceite de oliva, verduras y frutas verdes como las espinacas, el aguacate, los pimientos, el brócoli, la lechuga o los guisantes, gracias a su alto contenido en antioxidantes, protegen nuestra piel de los rayos del sol, mejorando su actuación como barrera de protección.

También los excitantes y chispeantes cítricos son grandes aliados para proteger nuestra piel. De sobra es conocida la eficacia del limón, la naranja, el pomelo, las limas y las mandarinas a la hora de relacionarlos con un menor riesgo de padecer cáncer. Su generosa vitamina C actúa como un potente tóxico con las células cancerígenas, además de ser imprescindible para la síntesis del colágeno, responsable de la firmeza y elasticidad de nuestra piel.

Pescados azules como las sardinas, anchoas o el salmón gracias a su alto porcentaje en ácidos grasos omega 3, actúan como un bloqueante de ciertas sustancias que favorecen la progresión del cáncer de piel. Además, el pescado azul es un excelente hidratante natural para la piel al liberar sus aceites naturales en nuestro organismo.

También en las semillas como; legumbres, pipas de calabaza, frutos secos e incluso mariscos, encontrarás refuerzo para proteger tu piel gracias a que sus componentes ayudarán a tus defensas a reponer los antioxidantes que se pierden por el efectos de los rayos del sol.

Sabiendo y teniendo presente todos estos datos, toma buena nota de las siguientes recetas para tener un feliz, seguro y saludable verano.

Gazpacho, la receta perfecta

Ensalada campera

Tartar de salmón

Smoothies

Ensalada de zanahorias con vinagreta de cítricos

Zanahorias asadas

Tarta salada de tomates

Ensalada de lenteja caviar con berberechos

Albóndigas de salmón con crema de aguacate

Crema de aguacate y manzana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Gastroamantes © Copyright 2020. Todos los derechos reservados.
Close
PIDE TAKE AWAY